Pareja: Aprende A Disfrutar De Vuestras Diferencias

No somos iguales, eso es una realidad que no vas a negar. Cada persona es diferente: su carácter, sus manera de expresarse, de sentir… y eso no es ni bueno ni malo.

Cuando estás en la fase de enamoramiento todo o casi todo te parece bien de tu pareja, es como si tuvieras una venda invisible que no te deja ver sus defectos.

Con el tiempo, la rutina y el día a día, te hace ver a esa persona ideal desde otra perspectiva. ¿Qué es lo que está pasando?

Pues que empiezas a no cuidar la relación de la misma manera que al principio. Tu foco cambia: ya no te fijas en lo bien que hace esto, dice aquello, no, no… empiezas a cambiar el enfoque a lo que NO te gusta, y claro, la cosa cambia.

Ese significado diferente crea emociones que te alteran y te molestan, llevándote a tomar decisiones que no son las mejores: un juicio por aquí, un grito por allá… y la relación como consecuencia se deteriora.

¿Y si le das la vuelta a la situación? ¿Y si aquello que es diferente a ti lo tomas como un complemento y no como una diferencia?

En el momento en el que ves a tu pareja con asombro y admiración, esas diferencias hasta te gustan, le dan la sal a tu relación. Míralo como una forma de engrandecer esa relación.

La noche no existe sin el día, el frío sin el calor… vuestras diferencias son el complemento perfecto en el momento que las disfrutáis. En ese preciso momento, la pareja crece y entra en fase de expansión.

A partir de hora mira a tu pareja con ojos de abundancia, desde la suma y no desde la resta”

www.feligarcia.com

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *